La artrosis es una enfermedad articular que afecta a la mayoría de personas de la tercera edad. A pesar de que los factores genéticos y la vejez pueden contribuir a que sea un problema casi inevitable, existen algunas medidas preventivas para retrasar su aparición y/o ralentizar su avance.

Qué es la artrosis y cómo prevenirla

La artrosis se debe al desgaste de los cartílagos que recubren las articulaciones, una erosión provocada por el roce entre los huesos. Este contacto genera inflamación, dolor y pérdida de la movilidad.

Según el último estudio realizado por Vanir en colaboración con la Fundación Internacional de la Artrosis (OAFI), casi el 70% de los españoles con edades comprendidas entre los 35 y 65 años ha tenido dolor articular en alguna ocasión en el último año.

Causas y tipos de artrosis

  • Artrosis primaria: también se la denomina idiopática ya que se desconoce su causa, aunque se han identificado algunos factores de riesgo como la edad avanzada, la obesidad, la actividad deportiva intensa, la menopausia y los antecedentes familiares, entre otros. Suele producirse en manos, pies, rodillas, cadera o columna. Cabe destacar que existe un tipo de artrosis más generalizada que afecta a tres o más articulaciones a la vez.
  • Artrosis secundaria: en este caso sí se conocen las causas de la patología. Las más frecuentes son:
    • Enfermedades congénitas o de nacimiento.
    • Traumatismos: derivados de algunos trabajos profesionales o de una actividad física intensa y prolongada.
    • Enfermedades del metabolismo como diabetes, hipoparatiroidismo…
    • Alteraciones inflamatorias neurológicas o vasculares.
    • Otras enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide.

5 consejos para evitar el desgaste de las articulaciones

1. Mantén una dieta sana: una buena alimentación puede ayudarnos a combatir el sobrepeso, una de las principales causas de desgaste de las articulaciones. Para un correcto funcionamiento articular, es fundamental llevar una dieta saludable: debemos incluir alimentos ricos en proteínas como carne, legumbres y pescado; alimentos con vitamina A como las zanahorias o los huevos; vitamina C, que se encuentra en varias frutas; vitamina D, presente en pescado azul; y calcio y magnesio como los que proporcionan los lácteos o los frutos secos.

2. Evita el sedentarismo: practicar deporte de bajo impacto articular de forma regular como nadar, montar en bicicleta o caminar contribuyen a mejorar la movilidad de las articulaciones y a fortalecer la musculatura. Si has perdido el hábito, comienza poco a poco, aumentando gradualmente los minutos de ejercicio diario.

3. Adopta una buena postura: mantener una correcta posición tanto en la oficina como en el sofá puede evitar la fatiga prolongada en las articulaciones. Es recomendable sentarse en sillas con respaldo y evitar sillones muy bajos o hundidos. Para mejorar la postura también se recomienda utilizar un calzado cómodo, con suela gruesa y tacón bajo. Además, debes tener cuidado al realizar actividades cotidianas como levantar y transportar cargas pesadas ya que impactan directamente en las articulaciones. Para evitar una sobrecarga articular, flexiona las rodillas al agacharte cuando vayas a levantar peso e intenta reducir el tiempo que permaneces de pie.

4. Descansa correctamente: dormir un mínimo de 7 horas en una posición correcta es fundamental tanto para el bienestar mental como físico. Para conciliar el sueño con más facilidad es importante tener en cuenta el tipo de colchón, así como la almohada, e intentar mantener una rutina de descanso.

5. Apóyate en un especialista: en caso de tener un dolor persistente en las articulaciones, es recomendable acudir a un traumatólogo para un correcto diagnóstico. Si fuera necesario y recomendado por el médico, visita regularmente a un fisioterapeuta para que te paute una serie de ejercicios físicos adaptados a tu caso.

También puedes complementar estas indicaciones con un suplemento alimenticio que te ayude a nutrir el cartílago y a mantener el buen estado de las articulaciones. Con el paso del tiempo, nuestro cuerpo pierde gradualmente la capacidad de producir colágeno, pero existen complementos como Bonflex Colágeno que reduce los síntomas del malestar articular.

Recent Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close